Casualidades, mitos e historia. Aquí tienes nueve curiosidades que quizá no conozcas sobre los naipes de póquer.

Los naipes frente a la ciencia de los números

Los naipes datan de hace cientos de años, y se ha especulado sobre por qué una baraja tiene 52 cartas, cuatro palos, dos colores, etc, etc. 

Algunos creen que los dos colores, rojo y negro, representan el día y la noche. Los cuatro palos representan las cuatro estaciones del año. Ahora en una baraja tienes 12 cartas de corte, que podrían representar los 12 meses del año. 

También hay 12 animales en el ciclo del calendario chino, o 12 símbolos del zodiaco. Hay 13 cartas en cada palo. 13 podría representar el ciclo lunar. La luna viaja alrededor de la Tierra 13 veces al año. Y también hay 13 semanas por estación. 52 cartas en una baraja, 52 semanas en un año. ¿Coincidencia? 

Números y cifras

Existe un mito que dice que si se suman todos los valores de las cartas, se obtiene 365. Este mito es falso. Ahora bien, este mito es falso, pero si haces los cálculos, toma el valor medio de una carta, que es siete, multiplícalo por el número de palos, que es cuatro, y multiplícalo por el número de cartas de cada palo, que es 13, eso debería darte 364, añade un Joker, 365. 

El total de cada palo es de 91 puntos (Sotas, Reinas y Reyes valen 11, 12 y 13 puntos respectivamente), que se obtienen multiplicando por cuatro 364 puntos más un punto de comodín. El juego clásico viene con 2 comodines, lo que da un total de 366 para los años bisiestos.

¡Baraja y reparte!

si barajas perfectamente una baraja de cartas, una carta por una carta, esto se conoce como barajada justa, si haces esto ocho veces seguidas, la baraja volverá a su orden original.

mapa oculto naipes

Mapas ocultos en naipes

En la Segunda Guerra Mundial, la US Playing Card Company se asoció con la inteligencia británica para enviar a las tropas mapas de naipes. Estos mapas estaban ocultos en el interior de un naipe. Cuando se mojaban, se podían abrir. Sumando todas las cartas se creaba un mapa de tamaño completo. 

Crearon una línea especial de naipes lo suficientemente baratos como para poder enviar a la tropa al menos una baraja y que ésta no despertara sospechas en las tropas enemigas. 

Se dice que las barajas ayudaron a escapar del castillo de Colditz al menos a 32 personas y provocaron unos 316 intentos de fuga. No se sabe cuántas barajas se produjeron, pero las dos únicas que se conservan se guardan en el Museo del Castillo de Colditz. Museo del Espía de Washington D.C.

Pero eso no es todo. También se utilizaron más tarde en la guerra de Vietnam, porque se decía que el as de picas representaba la muerte en ciertas culturas, los soldados estadounidenses habían encargado miles y miles de naipes hechos sólo con el as de picas que pegaban en sus cascos para infundir miedo a sus enemigos. 

Hay más formas de barajar una baraja de cartas que átomos en la Tierra

¿Sabías que hay más formas de barajar una baraja de cartas que átomos en la Tierra? El número total de formas de barajar una baraja de cartas es 52 factorial. ¿Qué significa eso? Significa que 52 por 51 por 50 por 49 y así sucesivamente te da un número que es tan grande, ocho con 65 ceros. 

Así que para poner esto en términos prácticos, se podría barajar una baraja de cartas cada segundo desde el comienzo de la creación del Big Bang, y todavía a día de hoy no se habría tenido la misma disposición dos veces. Básicamente, si tomáramos todos los planetas del universo y tuviéramos gente en cada uno de ellos, les diéramos una baraja de cartas y les dejáramos barajar una baraja de cartas una vez por segundo, hasta el día de hoy no tendríamos la misma disposición dos veces. 

Así que, cada vez que coja una baraja de cartas, sepa que tiene en sus manos una orden completamente única que probablemente nadie haya visto nunca.

¿Quién y cuándo se inventaron los naipes de póquer?

Los naipes más antiguos que se conocen son chinos y datan de finales del periodo Tang (618-907). Los naipes llegaron a Italia a través de mercaderes turcos en el siglo XIII y a Francia a finales del XIV. 

Ya existían cuatro palos, pero con figuras inspiradas en la gráfica italiana, española o alemana. Los símbolos eran hojas, campanas, espadas, palos, bellotas, etc... .

¿Cuál es el origen de "Corazones", "Diamantes", "Tréboles" y "Picas"?

Corazones, picas, tréboles y diamantes proceden de los signos latinos - cup (para el corazón), sword (para la pica), stick (para el palo ) y denier (para los diamantes). Todo el mundo conoce los cuatro palos del tradicional juego de cartas francés, compuesto por 52 cartas.

El corazón representa al clero y a sus clérigos, considerados hombres de bien.

La pala es similar a la espada, el arma de los caballeros, símbolo de la justicia.

El garrote se asocia a los trabajadores de la tierra. Por extensión, hoy simboliza la suerte.

Por último, el diamante, cuyo motivo inicial era un escudo, hace referencia a los comerciantes, el dinero y la riqueza. 

¿Por qué hay 52 cartas en una baraja?

Fijar el número de naipes en 52 podría tener 2 orígenes. Aunque generalmente se cree que se basa en el número de semanas del calendario gregoriano, algunos expertos también sugieren que este número podría estar inspirado en el calendario egipcio.

Según el calendario gregoriano, un juego de cartas se referiría a las 4 estaciones por sus 4 palos, y mostraría 12 cartas de corte. En la versión egipcia, los 4 palos harían referencia a las 4 estaciones, mientras que las 13 cartas de la corte representarían los 13 meses del año del calendario lunar.

¿Por qué quemamos cartas en el póquer?

En el póquer, una carta quemada es una carta que se reparte de la superficie de una baraja pero que el crupier no utiliza o descarta. Si está pasando de jugar en vivo a póquer en líneaentonces es posible que la tradición de las tarjetas quemadas te resulte un tanto extraña. 

¿Cómo es que los crupieres de póquer descartan cartas en la superficie de la baraja? Vamos a descubrirlo. 

La razón más importante por la que los crupieres de póquer queman las cartas es evitar las trampas. Este tipo de trampa se comete generalmente a través de cartas marcadas. Los jugadores podrían tener la capacidad de detectar la mejor tarjeta cuando está marcado o tiene un borde doblado. 

Cuando los crupieres queman cartas, eliminan eficazmente cualquier oportunidad de que los jugadores distingan una carta y obtengan una ventaja injusta en una mano. 

Famous Playing Cards

The allure of famous playing cards often lies in their historical significance and unique design. One such deck, a 16th-century hand-painted set, became the most expensive deck ever sold at auction, fetching $143,352.

These cards are prized not only for their age and rarity but also for the artistry they exhibit, often reflecting the cultural and societal norms of their time.

Collectors and enthusiasts seek out these decks for their historical connections, intricate designs, and the stories they tell about the past.

The Science of Cardistry

Cardistry is the mesmerizing art of card flourishing, where practitioners use skillful manipulations to create eye-catching movements and patterns with a deck of cards.

This discipline combines elements of sleight of hand, juggling, and visual art, requiring dexterity, precision, and creativity.

Beyond mere entertainment, cardistry has evolved into a form of expression and a vibrant community, with enthusiasts pushing the boundaries of what can be achieved with a deck of cards.

Guinness World Records for Card Structures

The Guinness World Record for card structures showcases human ingenuity and patience. Bryan Berg set a record by constructing a 25-foot 9½-inch tall house of cards, using over 218,000 cards without any adhesive.

This feat exemplifies the delicate balance and meticulous planning required to create such towering structures, highlighting the potential of playing cards as a medium for engineering marvels.

Most Expensive Deck

The most expensive deck of playing cards, a 16th-century hand-painted set, sold for $143,352 at auction, representing a pinnacle of collectibility.

This deck stands out for its historical significance, artistry, and the craftsmanship of its era, making it a highly sought-after piece for collectors. Its value reflects the cultural and monetary worth placed on rare and unique items in the world of collectibles.

Joker’s Origin

The Joker’s origin traces back to the 1860s in America, introduced as a trump card for the game of Euchre.

Its evolution into a standard component of the playing card deck reflects the adaptability and innovation in card games.

The Joker has since taken on various roles and meanings, often serving as a wild card, and has become a cultural icon in its own right.

Dead Man’s Hand

The Dead Man’s Hand, comprising aces and eights, is steeped in Wild West folklore, associated with the legendary figure Wild Bill Hickok.

This hand symbolizes the unpredictability of fate and the dangers of the frontier life. It has been immortalized in stories, films, and songs, embodying the essence of the Old West’s lore and continuing to fascinate with its blend of history and mystery.

Four Kings’ Identities

The identities of the four kings in a deck of cards are often attributed to historical figures: Charlemagne (Hearts), David (Spades), Caesar (Diamonds), and Alexander the Great (Clubs).

This association imbues the deck with a sense of history and legend, connecting players with the past and the storied leaders who shaped the world.

These identities reflect the cultural significance and symbolic power of playing cards.

FAQs

Playing cards originated in the 9th century in China and gradually spread to India, Persia, Egypt, and then Europe, evolving in design and use over the centuries.

A standard deck of playing cards contains 52 cards, divided into four suits: hearts, diamonds, clubs, and spades, each with 13 ranks from two to ace.

Historically, the four suits are said to represent different classes of society: hearts (clergy), spades (nobility or military), diamonds (merchants), and clubs (peasants).

The kings, queens, and jacks (or knaves) in a deck of playing cards are often thought to represent historical figures, but their identities can vary by region and tradition.

The Joker, added to playing card decks in the late 19th century, serves as a wild card or can have other specific uses depending on the card game being played.

Playing cards are typically made from two layers of paper bonded with a layer of glue, then coated with a protective finish. Some high-quality decks are made from plastic.

As mentioned earlier, a 16th-century hand-painted deck sold for $143,352 in 2011, making it one of the most expensive decks ever sold.

There are several methods to shuffle cards, with the riffle shuffle being one of the most popular for its efficiency in randomizing the deck.

Yes, playing cards are a staple in the magician’s toolkit, used for a wide variety of tricks and illusions due to their familiarity and versatility.

Popular card games vary by region, but globally recognized games include Poker, Bridge, Blackjack, Solitaire, and Hearts.