En la intrincada danza del póquer, donde la habilidad se entrelaza con la imprevisibilidad del azar, el título de "mejor jugador de póker" no se concede a la ligera. Se gana con una mezcla de faroles audaces, dominio estratégico y giros fortuitos del destino. Este viaje al reino de la élite del póquer no se limita a relatar sus ganancias, sino que ahonda en las historias de resistencia, intelecto y, a veces, serendipia que definen a las leyendas. Al desvelar las historias de los 10 mejores jugadores de póquer de todos los tiempos, no sólo hacemos un seguimiento de sus victorias, sino que exploramos las cualidades que cimentan su estatus como las figuras más influyentes del juego.

Los 10 mejores jugadores de póker que te harán decir "¡Dios mío! Son realmente buenos!" 

#10 Johnny Chan: The Orient Express

Johnny Chan

El camino de Johnny Chan hacia el estrellato del póquer está jalonado por sus legendarias victorias consecutivas en el Evento Principal de las Series Mundiales de Póquer (WSOP) de 1987 y 1988, una hazaña que grabó su nombre en el panteón del póquer. Pero más allá de los brazaletes está la historia del "Orient Express", un apodo nacido de su habilidad para arrollar a sus competidores con una agresividad implacable y una cara de póquer impenetrable.

Anécdota: Un momento decisivo en la carrera de Chan, inmortalizado en la película "Rounders", fue un enfrentamiento con Erik Seidel en el Main Event de las WSOP de 1988. Chan tenía las cartas en la mano y encendió tranquilamente un cigarrillo, dejando que el humo se arremolinara mientras incitaba a Seidel a ir all-in. Este momento, que capta la fría actitud y el dominio psicológico de Chan, se cita a menudo como una clase magistral en el arte del farol.

#9 Erik Seidel: The Silent Assassin

Erik Seidel

Erik Seidel’s poker saga is one of quiet determination and relentless pursuit of excellence. With eight WSOP bracelets and a career spanning over three decades, Seidel’s legacy is a testament to his enduring talent and adaptability. Yet, it’s his unassuming presence at the table, earning him the moniker “The Silent Assassin,” that has disarmed opponents and fans alike.

Anécdota: Antes del póquer, Seidel era un competitivo jugador de backgammon y trader en Wall Street, una experiencia que perfeccionó sus habilidades analíticas y su sangre fría bajo presión. Su transición al póquer estuvo marcada por un icónico subcampeonato ante Johnny Chan en las WSOP de 1988, un momento que quedó grabado en las películas y en la historia del póquer. A pesar de la derrota, el amable comportamiento de Seidel y su tranquila confianza sentaron las bases de una carrera legendaria en la que duró más que muchos de sus contemporáneos.

#8 Stu Ungar: The Kid with a Gift

Stu Ungar

Stu Ungar, conocido cariñosamente como "Stuey", poseía un genio para los juegos de cartas que era a la vez su mayor activo y su adversario más formidable. Con una mente capaz de seguir las cartas con una precisión similar a la de un ordenador, el talento de Ungar le llevó a la cima del póquer, ganando tres veces el Evento Principal de las WSOP, una hazaña igualada por muy pocos jugadores.

Anécdota: La memoria y la habilidad para contar cartas de Ungar eran tan legendarias que, tras ganar un torneo local de gin rummy por un margen tan amplio que el segundo clasificado era casi invisible a su paso, nadie volvió a jugar contra él. En el póquer, su asombrosa habilidad para leer a sus oponentes y anticiparse a sus movimientos le llevó a una carrera llena de triunfos, pero también de batallas con demonios personales que finalmente truncaron su vida de forma trágica.

#7 Doyle Brunson: The Godfather of Poker

Doyle Brunson

Doyle Brunson, conocido cariñosamente como "Texas Dolly", es una figura imponente en el mundo del póquer, con una carrera que abarca más de seis décadas. La contribución de Brunson al póker va más allá de sus 10 brazaletes de las WSOP; fue el autor de "Super/System", una guía de estrategia de póquer fundamental que revolucionó el juego.

Anécdota: Una de las manos más memorables de Brunson se produjo en el Evento Principal de las WSOP de 1976, donde su diez de corazones le aseguró el campeonato. Al año siguiente, la misma mano -diez dos- volvió a darle el título a Brunson, consolidando la mano en el folclore del póquer como la "Mano de Doyle Brunson". Esta extraordinaria coincidencia demuestra el estilo intrépido de Brunson y su capacidad para convertir incluso la mano más improbable en ganadora del campeonato.

#6 Phil Hellmuth: The Poker Brat

Phil Hellmuth

Phil Hellmuth, conocido como "The Poker Brat" (el mocoso del póquer) por sus notorios arrebatos y su inquebrantable confianza en sí mismo, tiene a sus espaldas la friolera de 15 brazaletes de las WSOP. Más allá de las rabietas en la mesa se esconde un jugador con un excepcional conocimiento de la psicología del póquer y un historial de éxitos sin parangón.

Anécdota: La entrada de Hellmuth en el Evento Principal de las WSOP de 2009 forma parte de la leyenda del póquer. Vestido como César, con una carroza y ayudantes vestidos como soldados romanos, Hellmuth tenía un don para el dramatismo que subrayaba su gran personalidad. A pesar de su teatralidad, la verdadera maestría de Hellmuth consiste en leer a sus oponentes y ejecutar estrategias que le han asegurado un lugar en la historia del póquer.

#5 Daniel Negreanu: Kid Poker

Daniel Negreanu

Daniel Negreanu, conocido cariñosamente como "Kid Poker", es venerado no sólo por sus seis brazaletes de las WSOP y sus dos títulos del World Poker Tour (WPT), sino también por su contagioso entusiasmo y su extraordinaria habilidad para leer a sus oponentes. El carácter accesible de Negreanu y su aguda visión del juego le han convertido en una figura muy querida y en embajador del póquer.

Anecdote: In a display of his uncanny ability to read opponents, Negreanu once called out his opponent’s exact hand, jack-nine offsuit, in a televised game, leaving the table in awe. This moment encapsulated Negreanu’s deep understanding of the game and his almost psychic ability to get inside his opponents’ heads, a skill that has become his trademark.

#4 Justin Bonomo: The High Roller

Justin Bonomo

El ascenso de Justin Bonomo a la prominencia del póker está marcado por su increíble éxito en torneos de apuestas altas, incluido el Big One for One Drop de 1 millón de dólares de las WSOP de 2018, que ganó por 10 millones de dólares. Conocido por su enfoque analítico y su implacable ética de trabajo, Bonomo ha superado constantemente los límites del póker competitivo.

Anécdota: La victoria de Bonomo en el Big One for One Drop de 2018 no solo fue un testimonio de su habilidad, sino también de su compromiso con la caridad. Antes del evento, Bonomo se había comprometido a donar una parte significativa de sus ganancias a causas altruistas efectivas, mostrando su creencia en utilizar su éxito en el póker para tener un impacto positivo en el mundo.

#3 Phil Ivey: The Tiger Woods of Poker

Phil Ivey

Phil Ivey, a menudo comparado con Tiger Woods por su dominio del póquer, se ha ganado la reputación de ser uno de los competidores más temidos del juego. Con 10 brazaletes de las WSOP e innumerables victorias en apuestas altas, el estilo agresivo de Ivey y su inigualable concentración le han convertido en una leyenda.

Anécdota: Entre las muchas historias sobre las proezas de Ivey, destaca una que tuvo lugar durante una partida de cash en la que perdía millones. Sin inmutarse, Ivey consiguió darle la vuelta a la partida en cuestión de horas, demostrando no sólo su habilidad, sino también su notable resistencia y fortaleza mental, rasgos que han definido su carrera.

#2 Fedor Holz: The Wunderkind

Fedor Holz

El meteórico ascenso de Fedor Holz en el póquer se caracteriza por su mente estratégica y su perspicacia psicológica. Con más de 32 millones de dólares en ganancias en vivo a mediados de sus 20 años, Holz ha demostrado una extraordinaria habilidad para desenvolverse en las complejidades del juego, lo que le ha valido el apodo de "El niño prodigio".

Anécdota: En el 2016 WSOP $111,111 High Roller for One Drop, Holz consiguió el brazalete y un premio de $4.9 millones. Pero fue su humildad y su enfoque en el crecimiento personal tras la victoria lo que impresionó a muchos. Holz atribuyó su éxito a un entrenador de mentalidad, haciendo hincapié en los aspectos mentales y emocionales del póquer, una perspectiva que ha influido en muchos en el juego.

#1 Bryn Kenney: The Money Leader

Bryn Kenney

El extraordinario ascenso de Bryn Kenney a la cima de la lista de todos los tiempos consolida su estatus como el mejor jugador de póquer de nuestra clasificación. Su intrépido estilo de juego y su genialidad estratégica, demostrada por una monumental victoria en un solo evento de más de 20 millones de dólares, subrayan la incomparable destreza de Kenney. Con su enfoque audaz y su excepcional capacidad de adaptación, Kenney ha redefinido los estándares de la excelencia en el póquer, lo que le convierte en nuestro mejor jugador de póquer.

Anécdota: Quizás la ilustración más llamativa de la audacia de Kenney se produjo durante el evento Triton Million for Charity de 2019. Enfrentado a un déficit masivo de fichas, Kenney negoció un acuerdo que finalmente le aseguró el mayor pago individual en la historia del póker, a pesar de no terminar en primer lugar. Esta jugada, que combinaba la negociación inteligente con la habilidad en el póker, subrayó el enfoque innovador de Kenney en el juego.

best poker player

Menciones Honoríficas: Jugadores Sobresalientes Más Allá del Top 10

En el mundo del póker abundan las historias cautivadoras de jugadores que han tenido un impacto significativo en el juego, trascendiendo más allá de las tablas de clasificación de los torneos y los galardones de los campeonatos. Aunque estas personas no han llegado a ser elegidas como mejores jugadores de póquer, sus contribuciones y extraordinarias trayectorias les han valido menciones honoríficas. Cada uno de ellos ha dejado una huella indeleble en el póquer, moldeando su historia e inspirando a las generaciones futuras.

  • Chris Moneymaker: La victoria de Moneymaker en el Evento Principal de las WSOP de 2003 se considera el detonante del boom del póquer, que inspiró a millones de personas a iniciarse en el juego. Su victoria, conseguida en un satélite online con una entrada de 86 dólares, demostró que cualquiera podía competir al más alto nivel, lo que cambió radicalmente el panorama del póquer.
  • Vanessa Selbst: The highest-earning female poker player, Selbst’s aggressive style and strategic depth have earned her three WSOP bracelets. Her decision to retire from professional poker to focus on her family and other pursuits speaks to the evolving nature of poker careers and the balance between personal life and professional ambitions.
  • Barry Greenstein: El Robin Hood del póquer
    Barry Greenstein es famoso no sólo por sus proezas en las mesas de póquer, sino también por su generosa filantropía. El apodo de Greenstein, "El Robin Hood del póquer", se debe a su compromiso de donar una parte significativa de sus ganancias en torneos a obras benéficas.
  • Tom Dwan: The Online Phenom
    Tom Dwan, known in the online poker world as “durrrr,” made a name for himself with his aggressive play and fearless bluffs. His rise to fame came during poker’s online boom, where he participated in some of the highest stakes games ever played on the internet.
  • Antonio Esfandiari: The Magician
    Antonio Esfandiari, conocido como "El Mago", no sólo por sus conocimientos de magia, sino también por su habilidad para hacer desaparecer fichas de las pilas de sus oponentes y hacerlas reaparecer en las suyas. El carisma y el estilo de Esfandiari le han convertido en uno de los favoritos de los aficionados.
  • Jennifer Harman: The Trailblazer
    Jennifer Harman es una de las jugadoras de póquer más respetadas y exitosas de la historia, que ha competido -y prosperado- en las partidas de cash con las apuestas más altas, tradicionalmente dominadas por los hombres.
  • Viktor Blom: Isildur1, The Mystery Man
    Viktor Blom, más conocido por su alias en línea "Isildur1", irrumpió en la escena de las altas apuestas en línea en 2009, enfrentándose y venciendo a muchos de los nombres más importantes del póquer. Su estilo agresivo y su disposición a jugar contra cualquiera, en cualquier momento, dieron lugar a algunas de las partidas de póquer más emocionantes de la historia.
  • Sammy Farha: The Cool Cat of Omaha
    Sammy Farha, con su actitud imperturbable y su característico cigarrillo, es conocido sobre todo por su segundo puesto en el Evento Principal de las WSOP de 2003, donde perdió contra Chris Moneymaker en un momento decisivo del boom del póquer. Farha es también un reputado jugador de Omaha, con tres brazaletes de las WSOP en su carrera.
  • John Juanda: The Quiet Assassin
    John Juanda, con su actitud tranquila y su sonrisa amistosa, oculta a un feroz competidor que ha ganado cinco brazaletes de las WSOP en diversas disciplinas del póquer. El éxito de Juanda se basa en la disciplina, la paciencia y un profundo conocimiento de la estrategia del póquer.
  • Annette Obrestad: The Young Gun
    Annette Obrestad saltó a la fama al ganar el Evento Principal inaugural de las WSOP Europa un día antes de cumplir 19 años, lo que la convirtió en la persona más joven en ganar un brazalete de las WSOP. Su juego agresivo y su notable éxito a una edad tan temprana han inspirado a una generación de jugadores más jóvenes.

Legacy and Influence

Las leyendas y personas influyentes del póquer, incluidos los coronados como mejores jugadores de póquer, desde nuestros 10 primeros clasificados hasta nuestras menciones honoríficas, han dado forma de manera única a la rica historia de este juego. Sus historias de triunfo, resistencia e innovación no sólo definen lo que significa ser el mejor jugador de póquer, sino que también siguen inspirando y cautivando a jugadores y aficionados por igual. A medida que el póquer evoluciona, el legado perdurable de estos jugadores subraya la profundidad, diversidad y dinamismo del juego, recordándonos las cualidades que distinguen a los mejores jugadores de este amado juego.

Reflexiones sobre el mejor jugador de póker: Un viaje a través de la élite del póker

En el mundo del póker, donde la habilidad y la suerte se entrelazan para crear leyendas, el camino para convertirse en el mejor jugador de póquer está plagado de desafíos, batallas estratégicas y momentos de triunfo sin igual. Esta exploración a través de las vidas y carreras de los jugadores de póquer más estimados no sólo destaca sus logros, sino que también subraya las cualidades que los distinguen en la competitiva arena del póker.

Al concluir nuestro homenaje a estos iconos, queda claro que el título de mejor jugador de póquer no se refiere sólo a las ganancias o al número de títulos. Se trata de la resistencia para soportar las presiones del juego, la perspicacia estratégica para burlar a los oponentes y la capacidad de adaptación para prosperar en escenarios en constante evolución. Nuestra mejor elección, Bryn Kenney, es un ejemplo de estas virtudes y un faro para los aspirantes a jugadores de todo el mundo.

Las historias de estos maestros del póquer ofrecen valiosas lecciones e inspiración para cualquiera que quiera dejar su huella en el mundo del póquer. Tanto si eres un profesional experimentado como un entusiasta en ciernes, el camino hacia la grandeza está pavimentado con la misma dedicación, perspicacia y pasión que exhiben los mejores jugadores de póquer. A medida que el juego siga evolucionando, también lo harán los estándares de excelencia, invitando a una nueva generación de jugadores a perseguir el codiciado título y quizás, algún día, reescribir ellos mismos los anales de la historia del póquer.

Al celebrar los logros de estos talentos excepcionales, recordamos que el póquer es algo más que un juego: es un testimonio de la capacidad del espíritu humano para la brillantez y la innovación. La búsqueda del título de mejor jugador de póquer continúa, un juego interminable de habilidad, estrategia y pura voluntad de triunfar.

FAQs

La respuesta varía en función de criterios como las ganancias totales, los brazaletes de las WSOP y la influencia en el juego, pero Bryn Kenney es citado a menudo por sus excepcionales actuaciones en torneos y sus ganancias.

La victoria de Chris Moneymaker en el Evento Principal de las Series Mundiales de Póquer de 2003 se considera el desencadenante del "Efecto Moneymaker", un fenómeno que impulsó significativamente la popularidad del póquer. Su victoria demostró que un jugador aficionado podía clasificarse para el mayor torneo de póquer del mundo a través de un satélite en línea y ganar, inspirando a millones de personas de todo el mundo a iniciarse en el juego y contribuyendo al auge del póquer a principios de la década de 2000.

Identificar al mejor jugador de póquer de partidas de cash es todo un reto debido a la naturaleza privada de las partidas de cash de apuestas altas. Sin embargo, jugadores como Phil Ivey, Doyle Brunson y Tom Dwan se mencionan a menudo por su éxito, versatilidad y capacidad para ganar de forma constante en las partidas de cash con apuestas más altas de todo el mundo.

El título de mejor jugador de póquer en línea ha tenido varios contendientes a lo largo de los años, entre los que destacan jugadores como Viktor "Isildur1" Blom y Phil "OMGClayAiken" Galfond. Debido al anonimato y a la evolución del panorama del póquer en línea, este título puede variar en función de criterios como las ganancias, la regularidad y el impacto en el juego.

Aunque el "mejor" puede variar en función de las métricas y los plazos, Phil Galfond es ampliamente respetado en la comunidad del póquer por su experiencia en PLO. Galfond no solo ha triunfado en las apuestas más altas, sino que también ha contribuido a la estrategia del juego a través de su entrenamiento y del sitio de póquer que fundó, que hace hincapié en la equidad y la comunidad.

Desde la última actualización, Bryn Kenney lidera las ganancias totales en torneos en vivo, lo que le convierte en uno de los jugadores con más ingresos de la historia del póquer.

Phil Ivey wird häufig als einer der besten amerikanischen Pokerspieler genannt, da er sowohl bei Turnieren als auch bei Cash-Games erfolgreich ist und sich durch seine Vielseitigkeit und gefürchtete Präsenz an den Tischen auszeichnet.

Bertrand "ElkY" Grospellier destaca por sus logros tanto en torneos en línea como en vivo, incluidos los títulos de las WSOP y el WPT, lo que le convierte en uno de los jugadores de póquer franceses con más éxito.

Carlos Mortensen, nacido en Ecuador pero a menudo asociado con España debido a su nacionalidad española, es uno de los jugadores de torneos con más éxito, con múltiples brazaletes de las WSOP y un título de campeón del WPT.

Mustapha Kanit es conocido por su éxito en los torneos de grandes apostadores y en el póquer en línea, lo que le ha convertido en uno de los jugadores de póquer más destacados de Italia.

Fedor Holz, con su rápido ascenso a la fama del póquer y sus importantes ganancias tanto en torneos en vivo como en línea, está ampliamente considerado como uno de los mejores talentos del póquer alemán.

.